Reclamar, en pocas palabras

Hola viajer@s!

En Airning ya estamos pensando en las vacaciones de Semana Santa, pero en las vuestras. Nosotros seguimos reclamando y aconsejándoos en todo lo necesario. Y por eso, esta semana hacemos recopilatorio de los percances que pueden ocurrir en nuestro vuelo y por los que hemos de reclamar sin falta al poner los pies en tierra. En caso de complicaciones, podéis pedir ayuda a Airning y nosotros lo haremos en vuestro lugar.


Retrasos y cancelaciones de vuelo

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lo dice claro: los retrasos por fallo técnico deben ser indemnizados por parte de la compañía. Solamente existen tres excepciones a nivel técnico: sabotaje, ataque terrorista o defecto de fábrica.

En cualquier otro caso, deben ofrecernos alternativas al vuelo retrasado. Estas dependen del tiempo de espera: a partir de las dos horas de retraso es obligatorio ofrecer comida, bebida, pagar el traslado y alojamiento si ha sido necesario, además de mantenernos informados de cualquier novedad. A las 3h nosotros recomendamos la reclamación sin duda. Y finalmente, a partir de cinco horas de retraso, la misma compañía debe darnos la opción de seguir con el vuelo o devolvernos el dinero del billete. En cualquier caso, si hemos perdido la conexión de nuestro vuelo cuando viajamos con escala, es necesario reclamar y ser indemnizados.

No olvidéis tampoco que la compensación final variará dependiendo de la distancia de nuestro vuelo. 

No obstante, no olvidemos que las compañías aéreas no son infalibles y algunos imprevistos sí se clasifican como extraordinarios y por lo tanto, no son compensables. Por ejemplo, las adversidades meteorológicas. Aunque por otra parte, la acumulación de retrasos al final del día por culpa de un fenómeno meteorológico sí puede reclamarse en muchos casos, por lo que es mejor intentarlo. En Airning tenemos las herramientas para comprobarlo rápida y eficazmente, así que no dudéis en utilizar nuestra plataforma. Recordad que es totalmente gratuita la consulta porque seguimos la premisa de “No win, no fee”. Hasta que no ganamos la reclamación no hay factura, por lo que si finalmente vuestro vuelo no acepta compensación, no se os cargará ningún gasto por la revisión del caso. Es muy sencillo, solo tenéis que seguir las instrucciones del link.

Respecto a las cancelaciones, el contratiempo más perjudicial, hay algunos otros aspectos a tener en cuenta.

Como viajeros tenemos derecho a reclamar si hemos sido avisados con menos de dos semanas de antelación, pero ¡ojo! aunque nos avisen con más tiempo, el hecho de que no haya indemnización no significa que no nos tengan que devolver el dinero del vuelo.

¿Y si nos avisan con menos de 14 días de previsión? La indemnización es obligatoria si la aerolínea no ofrece una opción para volar a nuestro destino con máximo 2h de antelación de la hora de salida inicial de nuestro vuelo y máximo 4h de retraso en la hora de llegada original.

Y peor, ¿si me avisan con menos de una semana de antelación? Pues entonces, los tiempos anteriores se reducen a la mitad: de 2h pasamos a 1h y de 4h pasamos a 2h. En caso de no ofrecernos alternativa, la compensación económica debe ser exigida.

 El último dato que es necesario saber es que como perjudicados en un retraso o cancelación, podemos reclamar por norma general hasta 5 años después del incidente, por lo que si tenéis algún vuelo pendiente no dejéis de exigir vuestra compensación.

Para terminar con los retrasos y cancelaciones hay que añadir que no son indemnizables por lo tanto, las huelgas de personal ajeno a la misma aerolínea, cancelaciones que se avisan con más de 14 días de antelación ni algunos casos de condiciones meteorológicas adversas.

 

Pérdida y daños en el equipaje

La rapidez es la clave. Al darnos cuenta de que nuestra maleta tiene algún daño, hay que solicitar el Parte Irregular de Equipaje o PIR en el mostrador de la aerolínea con la que hayamos volado, nunca más tarde de 7 días. Si el problema ha sido la pérdida del equipaje o su retraso, tenemos hasta 21 días después de su extravío o en el segundo caso, después de recibir la maleta.

No os perdáis los 5 tips que os damos en el siguiente link en caso de algún percance con las maletas y para asegurarnos de si podemos ser indemnizados.

 

La función de Airning

Nuestra misión principal es ayudar al viajero a conocer sus derechos y asistirle en el tedioso proceso de reclamación, ya sea por causa de un vuelo o por algún percance con el equipaje. Para ello tenemos a vuestra disposición a nuestro equipo legal, expertos en derechos de los pasajeros y legislación a nivel europeo.

Como nuestra filosofía es la de acompañar y facilitar, tenemos también al alcance del usuario nuestra plataforma de reclamación on-line y contacto directo a través de la web, teléfono y redes sociales para dudas y consultas. En este link os ofrecemos la posibilidad de ver el funcionamiento de la plataforma y por supuesto, está a vuestra disposición nuestro blog cargado de artículos para conocernos mejor y con consejos muy útiles.

Con esto nos despedimos viajer@s, esperamos haber aunado en un solo artículo las informaciones necesarias para la toma de decisión de una reclamación y aclarado dudas sobre los procedimientos a seguir. ¡Buen fin de semana!

Dejar un comentario

Resolvemos tus dudas