Viajar con tu mascota

¡Hola viajer@s!

 Hoy nos hemos levantado con algunas nubes en el horizonte pero eso no nos ha quitado las ganas de viajar. Esta vez muy bien acompañados.

 Esta semana hemos decidido hacer las maletas y llevarnos a nuestra mascota con nosotros. Seguro que vosotr@s os habéis preguntado también alguna vez cuál es el proceso a seguir para subir a bordo del avión a nuestro gato o nuestro perro, si hay que pagar más, si viajará en cabina o bodega, peso…

 En Airning hoy dedicamos un espacio en nuestro blog para aclarar las dudas sobre viajar con mascotas para que en las próximas vacaciones o escapadas suméis un +1 en vuestros compañeros de viaje.

Aerolíneas y mascotas

Hacer un viaje con un animal de compañía exige mucha previsión, empezando por seleccionar la compañía aérea que acepte viajar con animales.

Actualmente, ninguna está obligada a aceptar mascotas ni en cabina ni en bodega, por lo que hay que encontrar una que contemple esta posibilidad.

El hecho de no haber regulación en este sentido, permite que las aerolíneas pongan sus propias condiciones en lo que respecta a tamaño, peso, número de animales a bordo…Así que lo más recomendable es ponerse en contacto con la compañía como mínimo con 2 meses de antelación para evitar sorpresas antes de comprar el billete.

 

Previsión, previsión, previsión

La previsión es nuestro lema cuando se trata de viajar con algún tipo de “anomalía” en equipaje del billete estándar, ya sea un par de esquíes, como vimos en el artículo de la semana pasada, o una mascota.

Lo normal en el caso de animales es comprar un billete más, por lo que hay que tener en cuenta este factor a la hora de calcular nuestro presupuesto de viaje. También debemos pensar en el tamaño del animal, dado que es muy probable que en caso de una mascota de tamaño grande nos obliguen a llevarla en bodega, con el estrés que esto conlleva para el animal si no está acostumbrado a estar solo, encerrado en un transportín y con ruido. No sería mala idea entonces, empezar con un viaje de corta duración.

 

Documentación

Este apartado es una extensión del anterior. Hay que conseguir la documentación adecuada según el país al que vayamos a viajar, y como todos sabemos, el papeleo en palacio siempre va despacio. Independientemente de si tenemos o no comprado el vuelo, la tramitación de certificados y pasaportes para animales debe hacerse lo antes posible, informándonos de todo lo que necesitamos en la embajada de nuestro destino.

El pasaporte de nuestra mascota es obligatorio y se expide en nuestro centro veterinario, viajemos por Europa o más lejos. No obstante, si volamos fuera de la UE nos pedirán seguramente más documentación: la vacuna antirrábica o un certificado del Ministerio de Agricultura, por ejemplo.

Si es necesaria alguna vacuna, aseguraos también de que se la administráis al animal con suficiente antelación. Hay algunos países que exigen que vuestra mascota lleve vacunada algunos meses antes de llegar al destino o incluso exigen que pasen cierto tiempo de cuarentena.

 

El transportín

Cómo con las maletas, en el transporte de animales hay también un límite de peso para viajar en cabina. Según la normativa y dependiendo de la aerolínea, el peso máximo es de 7 u 8kg incluyendo el peso del transportín. Si sobrepasamos este límite, el animal deberá viajar en bodega.

Tanto si la mascota viaja en cabina o bodega, sería recomendable tener acostumbrado al animal a viajar en transportín, para eliminar parte del estrés del viaje antes de partir. Recordad especialmente los cambios de temperatura, no solo para los que volarán en bodega. Poner una manta para abrigar a vuestro perro o gato es siempre una buena idea, por el contrario, nada de comida dentro del transportín.

 

Pasar el control

Es obligatorio sacar al animal de su transportín al pasar por el control de seguridad. De este modo el transportín pasará por el escáner y nuestra mascota pasará con nosotros por el arco de seguridad.

Como podéis imaginar, lo recomendable es llevarlos con un collar o arnés para evitar fugas inesperadas y controlar mejor a nuestra mascota.

Sobre las medidas del transportín es necesario recordar las medidas del equipaje de mano que marca la aerolínea. Aunque la mascota viaje a nuestro lado, debe respetar las medidas estandarizadas para que no obstruya zonas de paso y viajar se seguro tanto para el animal como para los pasajeros.

 

Bien viajer@s, es hora de abrazar a vuestro mejor amigo perruno o gatuno, roedor, reptil…y empezar a buscar destino juntos. Ahora el problema será poneros de acuerdo…

¡Buen fin de semana!

2018-07-31T14:54:52+00:00 abril 13th, 2018|Viajar por el mundo|0 Comentarios

Dejar un comentario

Resolvemos tus dudas